Me gusta ese tipo de gente que no habla, no promete, no presume, de ese tipo de personas nunca esperamos nada y siempre nos sorprenden con sus acciones.

(Fuente: como-las-piedrass)

—Yo te esperaré… — No, gracias. — Nos sentaremos juntos frente al mar… — Vivo en Bolivia. — Y de tu mano podré caminar… — Me faltan los dos brazos

(Fuente: jingquanyu)